Compartir

‘Terapia de rimas’ es, paradójicamente, la única luz que nunca se apagó y que emerge directamente desde la más pura oscuridad experimentada por un sujeto que atraviesa un estado tan devastador como la depresión. ‘Nervios’, ‘angustia’, ‘ansiedad’, son solo sustantivos que por sí solos no dicen mucho pero cuando se expresan a través del arte (en este caso, la música), logran trascender y calar. Si hay algo que caracteriza al artista es su capacidad de dejar una parte de sí mismo en la obra y en los que están fuera de ella y la admiran. Con: ‘Terapia de rimas’ sucede lo inevitable: Desde que comienza a sonar es imposible no involucrarse y no sentir que este terrible trío (nervios, angustia y ansiedad) realmente no son estados tan desconocidos para todos. El resultado de este fiel retrato de una mente atormentada no es más que: ‘el tratamiento para el dolor de una mente creativa’ expresado en crudas líneas que lo recorren de arriba abajo y lo dibujan con precisión.

César Fernández (@cocinegro) hizo el trabajo de un productor ejecutivo, dando ideas para el contenido, el trabajo visual y combinando su afición por el cine para seleccionar algunos de los interludios insertados en ‘Terapia de rimas’. Por otra parte, Daniela Albarrán (@dalisett), agregándole siempre su toque personal, fue la encargada de plasmar las ideas de César y Doriann en el arte y la creación de la imagen del mixtape. Todo el proyecto se inició con una meta bastante clara: Crear algo que llamaron: ‘Craft Music’ y este concepto abarca por completo su producción desde el más mínimo detalle. Fue hecho en Altavista-Catia, Caracas y grabado completamente en N-Track 8 for Android. Los instrumentales utilizados son de uso libre.

La crisis que atraviesa Venezuela ha desmejorado considerablemente la calidad de vida de sus habitantes. Los pacientes psiquiátricos no escapan de ella y posiblemente sean unos de los más afectados. Es la hecatombe del socialismo del siglo XXI. Vivir en Venezuela, mantenerse entero y no enloquecer, de por sí, ya es un acto de valentía; vivir con alguna condición es sortear las barreras de lo absurdo, saborear lo amargo de la derrota luego de agotar todas las alternativas para encontrar un medicamento y de paso, dar la cara al mundo para enfrentar a una realidad que no cualquiera es capaz de soportar. La desinformación y el estigma que existe en torno a la salud mental es tal que apenas en los últimos tiempos ha comenzado a dejar de ser un tabú, la depresión y otras enfermedades mentales se han llevado a tantos y han atormentado a otros más que ya es tiempo de entender que los únicos que merecen ser atados con una camisa de fuerza son nuestros prejuicios.

Comentarios

Compartir