Compartir

Nota por: Carla Valdebenito

Desde su última visita a Chile en el marco de lo que fue el God Level Fest que el rapero venezolano Apache no regresaba a nuestro país, y como era de esperar, lo hizo en grande junto a su corista Thaire, MC Temático y todo su equipo.

La cita fue en el Club Chocolate, lugar que hizó vibrar junto a su potente energía. Con un lugar llenísimo, sobre todo de sus propios compatriotas quienes cantaron todas sus canciones en la hora y poco que duró el show.

Como si fuera poco, la noche estuvo lleno de sorpresas, entre ellas, la colaboración de cuatro bailarines chilenos quienes encendieron aún más el ambiente a medida que avanzaba la jornada.

La noche comenzó pasada las 20:00 hrs, donde los locales de Movimiento Original, fueron los encargados de compartir su música con los presentes y así calentar los motores para lo que se venía.

Desde el público, sin previo aviso y ante la mirada atónita de quienes expectantes esperaban su llegada, apareció Apache. Entre celulares que grababan el momento y gritos de euforia avanzó unos metros hasta llegar al escenario y así conquistar a sus fieles seguidores.

Todo partió con On The Beat, tema que dio el punta pie inicial a una mágica noche que mezcló lo mejor de su amplia carrera. Entre constantes saltos y rimas se mantuvo el ambiente, donde hubo tiempo para todo. Desde un Freestyle en medio del silencio dirigido especialmente a los latinoamericanos presentes y del mundo, donde una vez más el rapero hizo que sus palabras se transformaran en el protagonista total del momento.

Como era de esperar, el venezolano también se dio el tiempo de recordar al fallecido compatriota y  rapero Canserbero donde la emoción se tomó el club entre aplausos.

Tras una larga lista de éxitos indiscutibles llegó el momento del final, donde se armó una fiesta junto a Movimiento Original, bailarines y todo un eufórico público que coreó y disfrutó del cierre de una cita entre Venezolanos y chilenos que hicieron del Club Chocolate, su casa.

Comentarios

Compartir